Marisol Tómbola

¡Traduce como puedas! La curiosa traducción de 10 títulos de películas españolas

¿Qué ocurre cuando el título de una película española debe adaptarse a la cultura de otros países para hacerse entender? ¿Prima la creatividad de la autoría o generalmente es el departamento de marketing de las productoras quienes deciden su traducción para asegurarse un buen resultado en taquilla?

 

Por todos es sabido que cuando una película llega a España sufre modificaciones por parte del equipo de adaptación y traducción, o por el propio equipo de marketing. Estos últimos se aseguran de que el producto extranjero tenga su recorrido apropiado en la taquilla del país de recepción. Pero eso no siempre es fácil: los títulos, diálogos e incluso escenas son perceptibles de cambio para su entendimiento en la cultura a la que se exporta la obra. De ahí que conozcamos películas como Con faldas y a lo loco, en lugar de Some like it hot! (B. Wilder, 1959), o ¡Olvídate de mí! (M. Gondry, 2004) en lugar de The eternal sunshine of the spotless mind.

Pues bien, también ocurre lo contrario. Cuando se exporta una película española sus títulos son metamorfoseados por si el público extranjero no pilla las expresiones más «cañís». Estos son algunos de los ejemplos más curiosos y anecdóticos:

 

  1. TIE ME UP! TIE ME DOWN!

 

Pedro Almodóvar, nuestro representante más potente en el panorama cinematográfico actual, con permiso de Amenábar, Bayona, De la Iglesia y muchos otros que están por llegar, es bastante conservador en las traducciones de los títulos de sus películas (véase Julieta Julieta—, Talk to her —Hable con ella—, Broken embraces —Los abrazos rotos—, Women on the verge of a nervous breakdown —Mujeres al borde de un ataque de nervios—…). De hecho, una de las traducciones más «transgresoras» fue ¡Átame!, traducido como Tie me up! Tie me down! (la diferencia entre tie up y tie down es muy sutil: tie down implica que la persona o cosa atada no se puede mover). Pero eso fue hasta que en 2013 llegó a las pantallas…

 

 

  1. I´M SO EXCITED!

 

… O lo que es lo mismo para nosotros, Los amantes pasajeros. Lo curioso sobre este cambio de título tan drástico reside en el humor de una de las escenas de referencia del film, en la que los amanerados tripulantes del avión bailan al ritmo de la canción I´m so excited!, de The Pointer Sisters. Sin duda alguna es uno de los principales atractivos de esta comedia, y fuera del país han sabido potenciarlo desde su presentación en taquilla.

 

  1. LA NIÑA DE FUEGO

 

Así se ha dado a conocer en Francia el título de la película del incipiente director Carlos Vermut, ganadora de la Concha de Oro en el Festival de San Sebastián, mientras que en España la conocíamos, curiosamente, como Magical girl. Título inglés en España y título español en Francia. ¿Alguien entiende algo?

 

Ésta puede ser la justificación: Magical girl también se refiere a la serie de televisión de anime japonés, causante de los deseos de la niña protagonista de la película de Vermut. Quizás para evitar similitudes o quizás para adaptar las necesidades «marketinianas» al público francés, lo cierto es que hasta el póster de la película ha sufrido cambios.

 

Póster promocional de Magical Girl en Francia

Póster promocional de Magical Girl en Francia

 

Banner promocional de Magical Girl en Brasil

Banner promocional de Magical Girl en Brasil

 

A todo esto, la versión en portugués de Brasil también quiso seguir la línea de Francia con el título A Garota de Fogo, pero no fue así en Portugal, donde se decantaron por la adaptación del título español: Rapariga Mágica. Misma lengua, distinto título.

 

  1. QUICKIE, LOVE IS SO

 

Todos sabemos que hay muchas formas de hacer el amor. Paco León nos sorprendió con una película sobre las filias y fobias sexuales sin tapujos, de título muy gracioso: Kiki. El amor se hace (2016). Claro que la expresión «echar un kiki» en el extranjero no puede ser conocida de la misma manera. En inglés podría traducirse como «to fancy a shag». Pero «shag» se refiere a la cruda palabra «F» que tenemos en el castellano para denominar al acto más bonito de este mundo, y ello no encierra el mismo significado que un «kiki».

 

La solución pasó por transformar el «kiki» en un «quickie», «polvete rápido». Una buena decisión que respeta el título y el tono erótico-festivo de la obra.

 

  1. CLEVER & SMART

 

«Listo e inteligente» no podía ser un nombre más irónico para los tontos más tontos del panorama animado español. No son otros que Mortadelo y Filemón, los personajes del cómic de Francisco Ibáñez, en su versión inglesa. Si los cómics ya eran traducidos de esta manera incluso en Alemania, no es de extrañar que sus posteriores películas aprovechasen esta ventaja. De esta manera, La gran aventura de Mortadelo y Filemón (J. Fesser, 2003) pasó a titularse en Alemania Clever & Smart, a secas.

 

En otros países, como Brasil, la película fue conocida como Mortadelo E Salaminho – Agentes Quase Secretos; Agenti dementi en la República Checa y Mortadel et Filemon en Francia. Pero Italia, desde luego, se lleva la palma: Spia + Spia, 2 superagenti armati fino ai denti («Espía + Espía, 2 superagentes armados hasta los dientes»).

 

Póster promocional de La gran aventura de Mortadelo y Filemón en Alemania.

Póster promocional de La gran aventura de Mortadelo y Filemón en Alemania.

 

 

  1. BALLATA DELL’ODIO E DELL’AMORE

 

Llama la atención la manera en la que la película de Álex de la Iglesia Balada triste de trompeta (2010) fue titulada en Italia («Balada del odio y del amor»). De la Iglesia, como buen fan del cantante Raphael, escogió su título de una de las canciones que interpreta el artista en la película Sin un adiós (V. Escrivá, 1970).

 

Parece que el público italiano iba a entender mejor esta historia de payasos góticos ambientada en la posguerra, que al fin y al cabo es una historia de sentimientos (odio y amor). En inglés se tradujo a The last circus («El último circo»), pero no es el único título de Álex de la Iglesia que sufre cambios dignos de estudio.

 

 

  1. WITCHING AND BITCHING

 

Pobre pueblo navarro de Zugarramurdi, que perdió la oportunidad de promocionar su turismo de leyendas de brujas cuando la película de De la Iglesia, Las brujas de Zugarramurdi (2013) se tradujo por Witching and bitching. Todo sea dicho, las brujas de la película eran un tanto «bitches», y la palabra «Zugarramurdi» es muy complicada incluso para los españolitos que no estamos habituados al idioma vasco. Muchos de nosotros ya cambiábamos el nombre cuándo nos preguntaban qué habíamos ido a ver al cine: «Las brujas de Zugarri», «Zugarramundi», «Zugarrurdi»…

En nombre de todos, mil disculpas a los zugarramurdiarras.

 

Póster promocional de Las brujas de Zugarramurdi en inglés.

Póster promocional de Las brujas de Zugarramurdi en inglés.

 

En la práctica, era más fácil decir «Las brujas», que fue como se tradujo oficialmente en Argentina. Claro, que no había forma de confundirla con la película de 1990, The witches (N. Roeg), pues ésta se tradujo, al igual que en España, como La maldición de las brujas.

 

  1. 8 NAMEN FÜR DIE LIEBE

 

La película arrasa-taquillas por excelencia de los últimos años fue, sin duda, Ocho apellidos vascos (E. Martínez-Lázaro, 2014), una adaptación de la francesa Bienvenidos al Norte (D. Boon, 2008), repleta de humor y cultura muy, MUY española. ¿Cómo hacer entender a los extranjeros que tan sólo eres puramente vasco si tienes ocho apellidos euskeras? Pensaron que era mejor dejar ciertas dificultades en la trama de la película y simplificar el título a algo tan ilógico y cursi como 8 Namen für die Liebe («Ocho nombres para el amor») en su versión alemana.

 

Debemos concederle el premio de oro a a dos países que tradujeron el título con mucho más acierto: Έρωτας Αλά Ισπανικά —leído: «Erotas ala ispaniká»— («Amor a la española») en Grecia, y -¡flipa! – Zbog tebe promeniću prezime («Cambiaré mi nombre por ti») en Bosnia.

 

Póster promocional griego de 8 apellidos vascos.

Póster promocional griego de 8 apellidos vascos.

 

  1. THE GIRL OF YOUR DREAMS

 

Fernando Trueba nos conquistó en 1998 con La niña de tus ojos, escrita por Rafael Azcona e interpretada por Penélope Cruz y Antonio Resines, entre otros muchos artistas, sobre un equipo cinematográfico español que se traslada a la Alemania nazi para coproducir una película. También conquistó a otros países con su título, que fue prácticamente inalterado. La traducción literal al inglés sería «The apple of your eyes», pero finalmente se tradujo de manera menos enrevesada: The girl of your dreams.

 

Los húngaros la conocen como Álomlány (Muchacha ideal), mientras que a italianos y portugueses les complacía más el toque onírico de la traducción inglesa: La niña dei tuoi sogni, A garota dos seus sonhos (respectivamente).

 

Y por último, pero no menos importante…

 

  1. DIABRURAS DE MARISOL

 

Esto de adjudicar traducciones a títulos de obras es una lotería, o mejor, una tómbola. Y si no, que se lo pregunten a la dulce Marisol. Tómbola, película de 1962 de Luis Lucía, y de sobra conocida en España por su emblemática canción, también vio traducido su título al exportarse a países latinos. La trama, en la que la pequeña Marisol descubre y demanda por televisión a unos ladrones de arte, fue decisiva para que en Italia se tradujese como Marisol contro i gangster («Marisol contra los gángsters»), como si de una película de superhéroes se tratase.

 

En Brasil se centraron más en la personalidad traviesa de la protagonista para llamar a la película Diabruras de Marisol, mientras que en México y Perú pasó a titularse Los enredos de Marisol. Ni rastro de la tómbola. Suerte que la letra de su canción fue respetada en todas sus versiones.

 

Una vez más, debemos recordaros que, en la mayoría de las ocasiones, los traductores no tienen nada que ver en estos cambios y, una vez más, desde Magnolia Solutions reclamamos que las productoras (o cualquier otro cliente) cuente al menos con la opinión de traductores profesionales a la hora de internacionalizarse, ya se trate de páginas web, productos, servicios… o películas.

Alberto Richart About the author

Cinéfilo, seriéfilo y apasionado de las redes sociales. Todoterreno en el sector audiovisual: lo mismo te escribo una crítica de cine que te hago de Script. Me siento cómodo en cualquier conversación que incorpore referencias frikis. ¿Sabíais que todo en esta vida es comparable a un capítulo de "Los Simpsons"?

No hay comentarios

Deja un comentario:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies